Cambios de estética en el porno a lo largo de la historia

Con el paso del tiempo, todo tiene sus cambios, variaciones y transformaciones, y en la estética de los filmes pornográficos se encuentran indudablemente estas modificaciones, que se han venido observando y percibiendo a través de su historia visual que está intrínsecamente ligada a la evolución de las cámaras de grabación y sus avances tecnológicos.

Evolución de la estética, la producción y distribución de las películas pornográficas a través de la historia

Se debe remontar al origen y a los primeros pasos de las películas pornográficas de you porn. Es decir, los primeros creadores de este tipo de reproducciones fílmicas. Así pues, Pirot y Kirchner son dos de los pioneros que comenzaron a producir y a engendrar filmes para adultos. De tal forma, tenemos la primera membrana que vislumbraba en blanco y negro a Mademoiselle Louise Willy realizando un striptease.

Sin embargo, Dave Thompson afirmó que los arranques e inicios de las películas porno surgieron en los burdeles de Buenos Aires y algunos burdeles de Latinoamérica. Por otro lado, la llegada y arribo de los años 60, década de variados cambios en todas las actividades humanas, y en la que sin duda alguna pasa a ser un nuevo florecer en la estética de los filmes pornográficos.

De hecho, los pornógrafos llegaban a tener un poco más de legalidad a la hora de producir películas, y apareció en Dinamarca la legitimidad de la pornografía hardcore con argumentos netamente sexuales asociados al carácter cómico en sus personajes, como en la películas Bordellet y I Jomfruens tegn.

La progresiva relajación reglamentaria y legal, permitió que en los años 70 se produjera un crecimiento en las películas calificadas X. Además, proliferaron y expandieron cabinas de monedas en Sex Shops que reproducían escenas de películas en forma de bucle. De esta forma, habitualmente se piensa y considera que la primera película explícitamente pornográfica con argumento que recibió una distribución masiva en Estados Unidos fue Mona, the Virgin Nymph, una cinta de 59 minutos protagonizada por Bill Osco y Howard Ziehm, quienes a continuación producirían, estéticamente hablando, filmes hardcore o softcore, según la versión.

Por otra parte, en los años ochenta aparecen nuevas grabadoras de videos domésticos. Asimismo, los filmes pornográficos aumentan su accesibilidad y creación, dando a la luz la aparición de estrellas como Ron Jeremy, Christy Canyon, Ginger Lynn, entre otras.

En cambio, numerosos directores se resistieron a este cambio, principalmente por causa de la diferente calidad de imagen ofrecida por el videocassette, resultando beneficiados aquellos que antes se adaptaron, los cuales se hicieron con buena parte del mercado, en tanto que, los consumidores decidieron utilizar masivamente el nuevo formato.

En los años noventa, el DVD introdujo innovaciones como los vídeos interactivos, el cual permitió al usuario seleccionar finales alternativos, múltiples ángulos de cámara y contenidos extra para ordenadores. El siglo XXI llegó de la mano con Internet, que desde que existe la pornografía, es probablemente el causante de los mayores cambios en sus formas de distribución, en vista de que, en lugar de comprar una película en un establecimiento en persona, o realizar un pedido por correo, la gente pasó a poder ver películas pornográficas en sus ordenadores.

En conclusión, se puede notar los grandes cambios que se han experimentado a nivel estético, así como en función de la producción y la distribución de las películas pornográficas a través de su historia.